dissabte, 23 de gener de 2010

La Asamblea de afectados por las hipotecas de Badía se concentra en ADIGSA para detener las órdenes de desahucio enviadas a vecinos de la localidad



Ayer viernes 22 de enero, la Asamblea de afectados por las hipotecas de Badía y la Asamblea de parados de Badía se concentraron en la sede de ADIGSA para forzar una reunión con la secretaria general de ADIGSA Carmen Trias y solicitar que tuviera en cuenta los siguientes puntos:
1. Que exija a Caixa Catalunya y Caixa Penedés que paren las órdenes de desahucio en
marcha, ya que están negociando otro tipo de salida y en breve la firmarán.
2. Que todas las personas afectadas con problemas de impago de hipotecas (y que demuestren su falta de recursos) se puedan acoger al convenio si lo desean y no a la discreción de las cajas como está estipulado actualmente.
3. Negociación directa con la secretaría de vivienda de la Generalitat y no a través de la alcaldesa de Badía del Vallés.
4. Que el periodo de alquiler de los pisos sea de 15 años y no el mínimo establecido por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) de 5 años. 15 años es lo que le queda de protección oficial especial a los pisos de Badía.

Tras ocupar el interior de las oficinas una veintena de afectados y desplegar una pancarta reivindicativa, Carmen Trias accedió a reunirse con 5 representantes de los afectados. Tras más de dos horas de reunión, la secretaria de habitatge de la Generalitat se comprometió a parar las órdenes de desahucio enviadas a una treintena de vecinos/as de Badía. Llamaría a las cajas demandantes para detener el proceso de ejecución de hipoteca, ya que entendió que no era lo normal mientras se estaba casi cerrando otra vía de solución como es el convenio de habitatge de Badía del Vallés. También se comprometió a parar el proceso inminente de firma de dicho convenio, hasta que los afectados estuvieran de acuerdo con todos los puntos. También les hizo saber que entendía que quisiesen reunirse directamente con ella y no con la alcaldesa de Badía del Vallés, accediendo e invitándoles a una reunión la semana que viene para ofrecer otro borrador de convenio. Lo único que se mostró reticente es el de aumentar el alquiler a 15 años y no ha 5 como está estipulado en el último borrador del convenio.
La asamblea de afectados por las hipotecas de Badía valora muy positiva esta reunión y se ratifica a si misma, como única opción de tratar el problema de manera directa y horizontal, consiguiendo un éxito más a la inminente detención de las órdenes de desahucios; cosa que de otra forma no se hubiera conseguido como ha quedado patente estas últimas semanas de silencio y desinformación casi absoluta por parte del ayuntamiento de Badía del Vallés.